Bienvenido al sitio de Fabián Peralta
Bienvenido al sitio de Fabián Peralta
Diputado Nacional Provincia de Santa Fe
Fabián Peralta
NOTICIAS ADICCIONES NARCOTRÁFICO
Jueves 28 de mayo del 2015

LA SEDRONAR EN TIEMPOS K

La historia de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SeDroNar) en estos 12 años ha sido una historia marcada por contradicciones, disputas internas, funcionarios procesados y gestiones breves con finales abruptos.


En estos días, nos enteremos de la renuncia de Juan Carlos Molina, lo que significó el final de una gestión de apenas 18 meses. Desde su comienzo, el propio Molina realizó varias denuncias en las que advertía sobre “contrataciones irregulares; directores de áreas designados de forma anómala, facturas por gastos de 90 mil pesos en almuerzos; compra de cámaras de seguridad por 4 millones de pesos; y la adquisición de un horno pirolítico (se utiliza para la quema de drogas) que figura en la memoria 2012 y nadie sabe dónde está".

Anteriormente, la Secretaría estuvo a cargo de Julio Postiglioni, quien ejerció durante meses en un interinato que sencillamente nadie explicó y evidenció la improvisación del Gobierno nacional. Postiglioni accedió al cargo ante la renuncia de Rafael Bielsa, que tuvo la responsabilidad de conducir la SeDroNar 14 meses. Así, el gobierno de Cristina Kirchner aniquilaba el primer principio para tener una política exitosa en esta materia que es el de tener políticas duraderas.

La excepción a los mandatos efímeros fue el de José Ramón Granero. Claro que en este caso su catastrófica gestión tuvo el grave final de terminar procesado por facilitar el tráfico de efedrina. Es decir, por ser "prima facie partícipe necesario del delito". Este es un auténtico escándalo sobre el cual ninguna voz relevante del Poder Ejecutivo se pronunció.

Además de mandatos cortos, la otra nefasta constante fue el cambio de rumbo que evidenciaron cada uno de los secretarios. Por ejemplo, hubo diferencias trascendentales en temas claves como la despenalización para consumo personal. El señor Granero estaba en contra y Bielsa argumentaba exactamente lo contrario. Así destruyeron el segundo supuesto clave: un Norte claro e invariable.

Otra constante que atravesó la SeDroNar estos años fueron las disputas internas que tuvieron su punto máximo en el enfrentamiento de Granero con el entonces Ministro Aníbal Fernández. Tercer presupuesto destruido: Unidad de acción en el Gobierno.

Al comenzar su gestión, Molina se pronunció por dejar en la órbita de la SeDroNar solamente lo concerniente a la prevención y asistencia, derivando la lucha contra el narcotráfico a la Secretaría de Seguridad que conduce Sergio Berni. Desde nuestro bloque adherimos a esta visión, pero ocurrió lo inexplicable: el Registro de Precursores Químicos –Sustancias indispensables para fabricar, producir o estirar sustancias ilegales- siguió en la órbita de la SeDroNar, cuando es una herramienta estratégica en la investigación y detección de organizaciones criminales. Así, el Gobierno incumplía el cuarto requisito: políticas coherentes.

Atendiendo que el gobierno desconoció o decidió no implementar estos preceptos mínimos, resulta lógico que en estos 12 años hayan crecido los índices de consumo, tráfico y fabricación de drogas en el país.

El nuevo secretario nombrado para el cargo, Gabriel Lerner, tendrá solamente una gestión de 7 meses. Este es un plazo más que insuficiente para revertir años de desaciertos.

Ante la inacción demostrada durante más de una década, el compromiso debe ser que a partir del 10 de diciembre se enhebre una política de Estado, independientemente de quien sea el Presidente o la Presidenta de la República. Para esto, el Parlamento es el ámbito ideal para consumar un plan integral.

Si logramos ese objetivo, poco nos va a importar quien ocupe la Secretaría porque todos sabremos hacia donde vamos, más allá del nombre propio que ocupe el cargo.

Un último detalle que denuncia la lógica del Ejecutivo: Molina nunca accedió a las reiteradas invitaciones que formalmente le hizo llegar el diputado nacional Fiad que se desempeña como Presidente de la Comisión de Prevención de Adicciones y Control del Narcotráfico. Nunca hubo decisión política de construir entre todos esa política de Estado. Queda entonces planteado el desafío a partir del mismo 10 de diciembre. No podemos seguir perdiendo tiempo.





Debate por el Presupuesto 2016